Consejos para peregrinos y caminantes

CUIDADO DE LOS PIES DURANTE EL CAMINO

A la hora de prepararse para una caminata de varios días, como puede ser el camino de Santiago,  los pies del caminante son los que han de llevarlo a su destino y merecen un cuidado especial.

Evitar, en la medida de lo posible, que aparezcan ampollas en los pies, lo cual nos puede llegar a arruinar el camino:

Material y consejos:

  • Vaselina, tijera, aguja e hilo, apósitos tipo (conpeed) desinfectante (betadine) mechero (para desinfectar aguja) gasas.
  • Utilizar un calzado cómodo y bien adaptado al pie.
  • Llevar siempre limpios y secos los pies y no andar con calcetines húmedos.
  • Antes de empezar la caminata,  aplicar vaselina entre los dedos de los pies para que se deslicen con suavidad.
  • No es conveniente ducharse antes de empezar a andar, especialmente con agua caliente o durante mucho tiempo, ya que la piel se queda más débil y es más fácil que salgan ampollas. Una buena idea es aplicar en los pies alcohol de romero, que fortalece la piel.
  • Si llevamos botas: utilizar dos pares de calcetines, para que rocen entre ellos y evitar así que lo hagan contra la piel. El de dentro, más fino, que no sea de fibra y que esté del revés con las costuras hacia fuera.
  • Si tenemos dos pares de botas, conviene alternarlas para evitar que el roce se produzca siempre en el mismo lugar.
  • Cuando lleguemos al albergue si podemos poner los pies en agua con sal con un chorro de vinagre esto ayuda a desinfectar y secar ampollas.
  • Si salen ampollas:
  • 2011 897
  • Tener a mano aguja de coser quemarla para desinfectarla la enhebramos y la pasamos a través de la ampolla dos veces en forma de cruz (sin miedo ya que la piel de la ampolla ya no duele) dejando un par de centímetros del hilo por ambos lados de la ampolla para que drene.
  • Ponerle encima una gasa con desinfectante, hasta el día siguiente ya que así se secará y luego tapar con un apósito (compeed) para que no duela, el apósito actúa como una segunda piel.
  • Si tenemos la necesidad de drenar ampollas caminando, hacerlo y tapar con el apósito esto nos evitará pasar dolor.

Que tengáis un buen camino.