Cinco (de 5.000 posibles) razones para visitar Santiago de Compostela

baroque-629988_1280

Podría parecer misión imposible resumir los atractivos que nos ofrece un destino como Santiago. Ciudad del Apóstol y capital de Galicia, de norte a sur la belleza se reparte por toda Compostela. Pero, para que la conozcáis un poquito mejor, hoy nos hemos propuesto dar por posible lo imposible y enumerar una serie de recursos turísticos en los que al pisar la localidad en la que la lluvia es un arte debes reparar: este es nuestro top five.
1. Los muros de la Catedral. Majestuosos y pétreos, jugarás a descubrir sus innumerables secretos.
2. Cuando los estés repasando, de abajo arriba, detén tu vista ahí. Sí sí, en lo más alto. ¡En las cubiertas de la Catedral, desde donde tendrás las vistas más maravillosas que puedes imaginar!
3. Al salir del Obradoiro, optes por la zona que optes tendrás piedra a tus pies y calles que te invitarán a callejear, a reparar en cada esquina y conservar en fotografía prácticamente cada nuevo paso.
4. Buscarás zonas verdes. Y las encontrarás en puntos como la Alameda o Belvís. ¡No creerás que estás en la misma ciudad!
5. Finalmente, te irás con buen sabor de boca: por toda la ciudad, bares y restaurantes te ofrecen lo mejor de la gastronomía gallega. ¡Y siempre con una sonrisa!

Visitamos la mejor playa del mundo

2f8b94574d09596fff2de34d0309f69b

The Guardian la escogió como la mejor del mundo. Y estamos seguros de que le sobraron los motivos. Hablamos de la playa de Rodas, en Illas Cíes. Difícil de describir, el arenal es uno de esos rincones que sí o sí hay que conocer tanto si vienes a Galicia por vez primera como si la comunidad repite como destino de tus días de descanso.
En sí misma, la travesía hasta el archipiélago -incluido en el Parque Nacional de las Illas Atlánticas- supone toda una experiencia. Saldrás de un puerto marinero tradicional en Galicia y conocerás nuestras rías, olerás a salitre y disfrutarás de unas vistas únicas.
Al llegar, los pies se posan en el paraíso. Perfectamente cuidada, la isla te ofrece todo tipo de alternativas: desde momentos de descanso al sol hasta increíbles rutas de senderismo. Y todo ello con las mejores vistas.
En definitiva, un pedacito de cielo que tenemos el privilegio de disfrutar en nuestra tierra.