El otoño para los niños en Galicia

aldea grobit

 

Ya estamos en Otoño y los niños quieren seguir jugando y disfrutando de sus tardes libres. Pero, ¿qué hacemos con ellos? En Galicia, concretamente en las Rías Baixas hay decenas de parques infantiles amplios, modernos y bien equipados que garantizan horas de diversión a niños y niñas. En Casa de Marcelo os recomendamos cuatro de ellos.

 

A Canuda (Salvaterra do Miño): El parque infantil es enorme con filas de toboganes, pasarelas túneles y gran variedad de juegos. No os olvidéis de llevar las bicicletas y otros juguetes porque son uno de sus platos fuertes.

 

Parque dos Sentidos (Marín): Sus espacios están dedicados a los cinco sentidos. Encontrareis juegos visuales, superficies con diferentes texturas y hasta un tronco de un árbol de tres metros de alto. Sin duda, un lugar encantador.

 

Castrelos (Vigo): Es el parque urbano de Vigo y uno de los más emblemáticos de las Rias Baixas. Tiene un parque infantil con tirolina y modernos juegos para diferentes edades.

 

Aldea Grobit (O Grove): Es una aldea situada en el medio de la Illa da Toxa y destaca por su originalidad, color e imaginación. En ella os encontrareis viviendas para grobits escavadas en la tierra e inspiradas en la trilogía de El Señor de los Anillos.

Galicia, donde los sentidos nunca duermen

landscape-2425367_1280

Muchos adjetivos podrían aplicarse a nuestra tierra. Verde. Sorprendente. Encantadora. Sí, muchos. En Casa de Marcelo, en Padrón, nos sentimos unos verdaderos privilegiados de vivir en un entorno tan mágico y distinto como es Galicia, esa Galicia que convence a todos los que la visitan. Y es que nuestra comunidad es una tierra donde los sentidos nunca duermen. 

El olfato tiene en nuestros bosques y campos un gran aliado. Nuestras flores autóctonas dibujan paisajes enmarcados por grandes plantaciones forestales, perfectas para un paseo al atardecer. También la vista se deja seducir fácilmente, y con opciones para todos los gustos: acantilados, valles, cauces fluviales… todo está al alcance de la mano. De una mano en cuyo tacto uno puede disfrutar, por ejemplo, la arena de nuestras increíbles playas, algunas extensísimas y otras muy recogidas e igual de hermosas. Este entorno puede ser además el perfecto lugar en en el que maravillar al oído, encandilado por el oleaje o, si se prefiere, por el silencio casi indescriptible de algunas de nuestras cimas montañosas. Y al terminar, es el momento de que quien disfrute sea el paladar. ¡Dicen que Galicia es la tierra del buen comer y, por supuesto, coincidimos plenamente!

En definitiva, un entorno donde los sentidos nunca duermen.

Pimientos de Padrón. La receta de toda la vida

pimientos padron

“Uns pican e outros non”. Eso es así y quienes saboreamos habitualmente pimientos de Padrón lo sabemos bien. Pero, ¿cuál es la receta original de este plato que ha llevado el nombre de nuestro municipio por todo el mundo?
En primer lugar, necesitaremos:
-Pimientos de Padrón
-Aceite de oliva
-Sal
Lo primero que haremos es lavar bien los pimientos. A continuación y tras ponerlos en un escurridor, los secaremos uno a uno con una servilleta. De este modo, evitaremos incidentes en la sartén.
A continuación, calentamos el aceite, que añadiremos en una cantidad abundante. Freiremos a fuego alto, removiendo los pimientos hasta que estos estén completamente dorados.
Una vez suceda así, servimos en una fuente con una sartén.
¿Un truco? Si ponemos un papel absorbente en la fuente, eliminaremos el exceso de aceite.