¿Botas, zapatillas o sandalias para el Camino de Santiago?

¿BOTAS, ZAPATILLAS O SANDALIAS PARA EL CAMINO DE SANTIAGO?

Lo ideal sería poder llevar un par de cada uno de ellos y ponerte uno u otro dependiendo de la etapa, el tiempo, etc… Porque hay que llevarlos encima y pesan.

Botas

Las botas son pesadas y dan calor y en muchos casos, los peregrinos acaban deshaciéndose de ellas. Si decides hacer el Camino de Santiago de Compostela con botas la opción más recomendable es una bota de senderismo o trekking de caña media-baja, suela flexible o lo más ligeras posibles.

Zapatillas

La mayoría de los peregrinos se decantan por este tipo de calzado para realizar el camino. Un buen par de zapatillas ligeras de senderismo o trail running es lo más correcto para empezar a caminar.

Las deportivas no son recomendables porque sus suelas son más blandas y flexibles que las anteriores y tarde o temprano notarás las piedras del camino en la planta del pie.

Sandalias

Son muy fresquitas y ligeras pero tendrás que pararte a sacar alguna piedrecita de vez en cuando. Una buena sandalia de senderismo lleva doble suela, una interior más blandita para amortiguar la pisada y una exterior más dura para las piedras. Hay dos tipos:
Cerradas: como andar con zapatillas de casa
Abiertas: no es recomendable llevarlas, al menos que las combines con unas zapatillas ligeras de senderismo.